06 de Noviembre, 2008

Queque de higos para el día del padre

 

Ingredientes

    Para el queque de vainilla:

  • 5 tazas de harina
  • 3 tazas de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 6 cditas. de polvo para hornear
  • 1 ¼ 1 1/4 de tazas de mantequilla
  • 2 ½ tazas de leche
  • ½ taza de semillas de amapola
  • 4 huevos
  • 4 yemas de huevo
  • 2 cdas. de vainilla
  • 4 tazas de higos azucarados picados
  • ⅔ taza de margarina suave
  • 4 cdas. de cocoa amarga
  • 2 cditas. de café instantáneo.
  • 6 tazas de azúcar en polvo
  • ¼ taza de leche
  • 1 cda. de vainilla

Preparación

El queque:
        
1. Precaliente el horno a 350°F.       

2. Ponga a remojar las semillas de amapola en 1/2 taza de leche.       

3. En una batidora, ponga a cremar la mantequilla, luego incorpore el azúcar y por último los huevos.       

4. En un tazón aparte, mezcle la harina, la sal y el polvo para hornear.       

5. Incorpore a la mezcla de mantequilla la leche con semillas de amapola, combinando con la leche restante y los ingredientes secos. Agregue las yemas de huevo y la vainilla. Bata todos los ingredientes hasta que sea una mezcla homogénea.       

6. Vierta la mezcla en dos moldes redondos de 13 x 9 pulgadas aproximadamente, previamente engrasados y enharinados.        

7. Lleve al horno por 45 minutos aproximadamente o hasta que al insertar un palillo en el centro, este salga limpio.        

8. Retire del horno y deje enfriar para decorar el queque.        
        
El  lustre de mocca:                

1. Creme (bata) bien la mantequilla en la batidora, continúe batiendo mientras agrega el azúcar.       

2. Incorpore la cocoa y el café, mezcle bien. Una vez que la mezcla esté bien uniforme agregue poco a poco la leche hasta formar una consistencia de lustre. Incorpore la vainilla, y mezcle.        
               
Para armar el queque:    
            

1. Coloque una de las partes del queque sobre un platón giratorio, rellene con una cuarta parte de lustre de mocca, y la mitad de los higos.        

2. Cubra con la otra mitad del queque, y esparza el resto del lustre. Decore encima con la otra mitad de los higos.