01 de Agosto, 2009

Queque de elote

 

 

 

 

 

                                  

 

Ingredientes

  • 2 barras de Lactocrema (230 gramos)
  • 1 barra de Numar Clásica (115 gramos)
  • 1 1/2 tazas de azúcar
  • 8 yemas de huevo
  • 7 elotes rallados
  • 2 tazas de leche
  • 1 lata pequeña de leche condensada
  • 3 cditas. de polvo de hornear
  • 8 claras batidas a punto de nieve
  • 4 tazas de harina

Preparación

Chef. Giselle Chaves Preparación: 1. Licue los elotes rallados junto con la leche común y la leche condensada. 2. Creme la Lactocrema y la Numar, luego ponga el azúcar por cucharadas y siga cremando. Añada las yemas una a una hasta que se incorporen bien y quede bien cremado. 3. Baje la velocidad de la batidora a mínimo y añada la harina ya cernida con el polvo de hornear por cucharadas, alternando con el batido de elote preparado anteriormente, hasta que todo quede bien incorporado. 4. Retire de la batidora la mezcla e incorpore las claras a punto de nieve en forma envolvente y suave, hasta que quede uniforme. 5.En un molde grande o dos medianos engrasados y enharinados previamente, vierta la mezcla, lleve al horno precalentado a 350°F (175°C) por 45 minutos o hasta que al meter un palito al centro, este salga limpio. Sabor histórico: En casi todas las casas costarricenses había un solar (así lo llamaban nuestros abuelos) en el cual, además de sembrar hortalizas y frijoles, también se sembraba maíz. Los elotes recién cosechados eran muy apreciados para hacer diversos platillos, como este queque de elote, que según decía mi abuelita María Adelia de Leiva, quedaba más rico con elotes recién cosechados, porque eran más dulces. Es un queque muy sencillo, pero con un rico té caliente en esas tardes llenas de neblina de Cartago y Turrialba, ¡sabía a gloria!