01 de Octubre, 2014

Queque crocante al whisky

 

 

 

 

 

                                  

 

Ingredientes

    Para las galletas de jengibre:

  • 8 tazas de harina
  • 3 cditas. de jengibre molido
  • 2 cditas. de polvo de hornear
  • 3 cditas. de canela
  • ¼ cdita. de clavos de olor
  • 3 tazas (600 g) de mantequilla a temperatura media
  • 3 tazas de azúcar morena a temperatura ambiente
  • 1 taza de miel de abeja
  • 3 huevos grandes
  • Para las cobertura:

  • 300 g de queso crema
  • 2 cdas. de azúcar en polvo
  • 1 oz de whisky (opcional)
  • 4 tazas de crema dulce
  • chispas de chocolates para decorar

Preparación

Las galletas:

1. Mezcle bien los ingredientes secos (harina, jengibre, polvo de hornear, canela y clavos de olor).

2. Bata la mantequilla con el azúcar hasta que se disuelva completamente. Incorpore la miel y el huevo. Finalmente, incorpore la mezcla de la harina. Debe lograrse una mezcla lo más homogénea posible. Si queda excesivamente pegajosa, puede incorporar algo más de harina hasta que quede más firme y manejable, pero no ponga demasiada, ya que puedan quedar muy duras las galletas al hornearlas.

3. Coloque la masa en una bolsa plástica o en un recipiente plástico hermético. Reserve en un lugar fresco, pero no en refrigeración, por al menos 2 horas y un máximo 6 horas. Estire la masa directamente sobre papel de pergamino para que no haya deformaciones cuando transfiera la masa a la bandeja. Corte con un cortador redondo.

4. Precaliente el horno a 360ºF (180ºC). Hornee de 11 a 15 minutos para piezas de gran tamaño y de 6 a 8 minutos para piezas pequeñas,  hasta que los bordes se doren.

5. Vigile bien las primeras para saber cuánto tiempo debe dejarlas, porque dependerá mucho del grosor de la galleta y de la potencia del horno

La cobertura:

1. En una batidora con el globo, creme el queso con el azúcar. Una vez bien mezclados ambos ingredientes, agregue el whisky. Añada la crema para batir y mezcle hasta que se espese y forme picos suaves.

2. En la base de una quequera, esparza un poco de la crema y distribuya 9 galletas alrededor y 2 en el centro. Luego, coloque más crema y repita el procedimiento hasta completar la torre.

3. Termine con más crema en el centro y decore con las chispas de chocolate.