26 de Feb, 2018

Salud con mucha pasión

Del maracuyá, la fruta de la pasión, podemos usar las semillas, la pulpa y hasta las hojas. Son muchas sus propiedades que le han permitido ser una fruta excelente para nuestra salud, además, como su sabor es único, la podemos comer fresca y en un sinfín de recetas.

¿Y porqué es tan saludable esta fruta?

• Es una fuente rica en vitamina A y C, las cuales son antioxidantes que previenen el envejecimiento, protege contra los daños solares y fortalece el sistema inmunológico.

• Contiene una alta cantidad de fibra que mejora el tránsito intestinal y reduce el riesgo de padecer enfermedades gastrointestinales.

• Contiene potasio, fósforo y magnesio y aporta un elevado contenido en hierro y flavonoides.

• Ideal para personas que sufran hipertensión, pues disminuye considerablemente la presión arterial.

• Ayuda a las personas que hacen dietas para bajar de peso, por el poder saciante de la fibra; además combate el estreñimiento y mejora el tránsito intestinal.

• Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, es muy recomendable para personas con sufren de artritis reumatoide.

• En cuanto a sus hojas, estas generalmente se utilizan como infusión. Por ejemplo, cinco hojas machacadas en una botella de agua hirviendo son un excelente sedante nervioso. Se toma en casos de irritabilidad, intranquilidad, desesperación, angustia, depresión e insomnio, también contra la tosferina y las afecciones pulmonares.

• Reduce las tasas de colesterol en la sangre y controla la glucosa en la sangre, lo que la hace idónea para personas diabéticas.

• Ayuda a eliminar sustancias tóxicas del organismo y mejora el sistema renal.

• Frena el crecimiento de células malignas en el cuerpo, y previene enfermedades como el cáncer.

• Por sus propiedades antibacterianas, ayuda a combatir ataques de virus, bacterias y microbios en el organismo.