12 de Dic, 2016

Recomendaciones para una cena navideña saludable

Durante la cena de navidad y en otras celebraciones de fin de año, las cantidades de calorías que consumimos son generalmente mayores que las que consumimos en otras épocas del año.

Y aunque no podamos disminuir de forma importante las calorías de los platos, sí podemos proponernos preparar una saludable cena navideña si seguimos las siguientes recomendaciones que le daremos:

Una saludable cena navideña

Cuando decimos saludable no intentamos eliminar de la cena navideña a los alimentos ricos en azúcares y grasas que constituyen platos típicos de estas fechas, sino que intentamos moderar su ingesta para no exceder demasiado las cantidades que debemos consumir, y a la vez procuramos que la cena navideña nos brinde nutrientes que beneficien nuestra salud, haciéndola lo más saludable posible.

La dieta que hemos seguido en los meses previos a Navidad tiene mucha importancia en las decisiones que realizaremos en la cena de navidad, podremos lograr mucho si planificamos las comidas y organizamos el menú, pues de los platos que sean preparados depende la cantidad de alimentos que consumiremos así como lo saludable que estos serán.

Por ello, para lograr controlar la cantidad de alimentos que consumiremos debes seguir estas recomendaciones:

·       Escoja un menú con una cantidad limitada de platos para la cena navideña, ya que mientras mayor sea la variedad más alimentos consumirá. Nuestro organismo posee una saciedad sensoroespecífica, esto quiere decir que la saciedad es específica para cada alimento, sabor y aroma; por ello podríamos sentirnos saciados al terminar de comer pollo pero nuestro apetito regresaría al ver un alimento diferente a base de vegetales o pasta. Por ello es ideal tener una cantidad de platos variados, pero estos no deben contener grandes cantidades de alimentos.

·       Elabore raciones proporcionadas y no lleve las fuentes a la mesa ya que las personas somos completadores y por lo general si solo tenemos un plato de comida comeremos solo eso, pero si tenemos una gran variedad de alimentos, intentaremos comer todo hasta terminar. Es recomendable preparar cantidades proporcionales de comida, pues mientras más comida tengamos en nuestra despensa, más comida ofreceremos. Por ello, los platos deben ser llevados a la mesa ya servidos para cada persona, y con raciones adecuadas para cada una de ellas.

·       Escoja alimentos que den saciedad, como por ejemplo: alimentos que requieran masticación como verduras frescas, frutas, cereales integrales, legumbres y lácteos o carnes que al contener proteínas sacian más.

                                                      
Para poder controlar la cantidad de alimentos que se consumen, cada persona individualmente puede utilizar estas recomendaciones: beber líquido de forma abundante entre bocados, comer despacio, comenzar comiendo lo que nos guste más; pues al evitar comer el alimento que más nos gusta, terminaremos sin saciarnos y comiendo muchos otros alimentos que sí nos gustan, hasta que finalmente comamos aquel alimento que nos prohibimos (el favorito) pero que será el que finalmente nos sacie.

Por ello, cuando tengamos en la mesa varios aperitivos, postres y dulces, consume primero lo que le guste más.

Una cena navideña nutritiva

Al mismo tiempo que se controla cantidad de alimentos que se consumirá para evitar malestares gastrointestinales que afecten la salud, lo mejor que puede hacer para tener una cena navideña saludable es intentar que los alimentos sean los más nutritivos disponibles, esto quiere decir que además de consumir calorías, es recomendable que se consuman también minerales, vitaminas y otros nutrientes.

Para lograr tener una nutritiva cena navideña  debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

·       Incluya frutas y verduras en los platos, y en la medida de lo posible que no sean cocidos ya que así ofrecen la mayor cantidad de micronutrientes posibles. Puede usar frutas y verduras en salsas, ensaladas y rellenos, también lo puede hacer en postres.

·       Use grasas de buena calidad que pueden provenir de frutos secos como las nueces, almendras o avellanas, también podemos conseguir omega 3 de los pescados grasos como atún, sardinas, salmón y también en platos aderezados, aguacate, aceitunas, aceites o semillas crudas y puras.

·       Incluya fibra a los platos por medio de verduras frescas y frutas, legumbres o semillas que pueden formar parte de la decoración o también como ingrediente principal en un plato.

·       Utiliza especias y hierbas varias que te permitan agregar mucho sabor a los platos y disfrutar de fitonutrientes y antioxidantes.

·       Haga salsas y panes en su casa para evitar los aderezos y otros agregados comerciales que contienen azúcares en exceso, así podrá agregarles ingredientes más nutritivos, como por ejemplo planes saborizados con especias y hierbas, con semillas o cereales integrales; en las salsas podemos usar purés de verduras o zumos de frutas, igualmente podemos hacer puré de aguacate o utilizar quesos ricos en proteínas y yogures.

·       Cocine los dulces en casa y aproveche que lo hace para reducir la utilización de grasas trans y utilizar ingredientes nutritivos como el cacao amargo, jengibre, canela, semillas, frutos secos, frutas secas y también frutas deshidratadas.


Teniendo todas estas recomendaciones para tener una cena navideña saludable podráa controlar la calidad y la cantidad de comida que consumes, incluyendo moderadamente alimentos ricos en nutrientes aunque contengan calorías.

 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben