23 de Abr, 2018

Plátanos para todo el año

Si hay un producto local que siempre tenemos a nuestra disposición, sin importar las inclemencias del tiempo, es el plátano tipo curraré. Este puede ser verde o maduro, todo depende del gusto del consumidor y del tipo de preparación que tengamos dispuesta.

En Costa Rica se siembran unas 10.000 hectáreas de plátano, la mayor parte en las zonas bajas, en plantíos que casi no pasan las 20 hectáreas. Además, se cultiva solo o asociado con otros cultivos perennes como café, cacao, frutales o cultivos anuales (yuca, frijol o maíz). Costa Rica exporta a los países vecinos, especialmente a Nicaragua.

¡Rico y saludable!

• Valor nutritivo

El plátano es una fuente importante de carbohidratos, dentro de los cuales destaca el almidón y los azúcares como la sacarosa, la glucosa y la fructosa (en el caso del maduro). Es un alimento rico en vitaminas y minerales dentro de los cuales destaca el potasio, vitamina A (en el plátano verde), magnesio, potasio y vitaminas del complejo B. En cuanto al contenido de fitoquímicos destacan los carotenoides (alfa y betacaroteno, luteína y zeaxantina).

• Propiedades nutricionales

El plátano es una excelente fuente de energía debido a su alto contenido en carbohidratos y a la presencia de vitaminas del complejo B. Debido a su alto contenido de potasio, el plátano ayuda a prevenir la aparición de calambres musculares y favorece la transmisión adecuada de impulsos nerviosos. La fibra solubleque se encuentra  principalmente enel plátano verde ayuda a disminuir el colesterol sanguíneo.

• Formas de preparación

Generalmente el plátano se debe cocinar antes de consumirlo. Puede consumirse verde o maduro. En el caso de Costa Rica, este fruto en su estado verde se prepara en picadillos, no puede faltar en la tradicional olla de carne y es la base de los deliciosos patacones. También se elabora en los famosos chips, que por ciento son empacados y se exportan a Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe. Maduro, se prepara al horno, cocido, asado o frito; es delicioso en pasteles y en empanadas con frijoles y queso.