21 de Mayo, 2015

Miel de abeja: oro líquido

¿Alguna vez se ha preguntado cómo se produce la miel de abeja con la que disfrutamos los pancakes o las tostadas de pan? Aquí se lo vamos a contar.

El proceso inicia temprano en la mañana cuando las abejas llamadas “exploradoras”, toman el néctar de las flores y a eso de las 10 a.m., cuando la temperatura empieza a ser más cálida, regresan a las colmenas para empezar con la producción de miel y realizar otras tareas.

Al volver, avisan a las recolectoras para que estas recopilen el néctar con la lengua y procedan a succionarlo y almacenarlo en lo que se llama el estómago de miel. Durante este proceso, agregan enzimas y sustancias nutritivas, para luego alzar vuelo hacia la parte exterior de la colmena y qua las abejas recibidoras se encarguen de tomar el néctar y llevarlo dentro, a lo que se le conoce como las celdas de cera.

La cera es producida por las propias abejas, quienes al construir las celdas de los panales, segregan el néctar por el estómago. Además de depositar el néctar para la miel, dejan huevecillos que, luego de 21 días, se convierten en nuevas integrantes de la familia.  Aproximadamente una semana después, la miel está lista para ser recolectada.

El producto final, es decir, la miel, puede tener color y sabor diferentes, pues ambos varían según el tipo de planta de donde el néctar fue obtenido. Por ejemplo, la miel que se produce con el néctar de la flor del café, guapinol o carao, suele ser más oscura; sin embargo, en Costa Rica la miel se distingue por su color dorado con una intensidad media.

Se dice que una colmena puede albergar hasta 80 mil abejas. Una colmena entre 60 y 80 mil abejas produce 30 kilos de miel al año.

En el país, la miel de abeja se produce en diferentes zonas, como el Valle Central, Pacífico Central, Pérez Zeledón, Coto Brus, Atlántico y en la zona de Los Santos.

5 beneficios de la miel de abeja

  1. Eficaz para tratar heridas de la piel: Posee propiedades antisépticas y cicatrizantes, que ayudan a evitar infecciones y aceleran la cicatrización.
  2. Es buena para la tos: Junto con el limón, ayuda a aliviar la tos, ya que cubre las paredes de la garganta y la suaviza.
  3. Posee un efecto calmante en el cuerpo: Consumir una cucharada de miel al día, produce un efecto calmante en nuestro cuerpo.
  4. Reduce el colesterol: Es un buen remedio para reducir el colesterol en las arterias.
  5. Previene el estreñimiento: Es efectiva para el estreñimiento porque es un laxante natural.