03 de Abr, 2017

Los grandes beneficios del jengibre

El jengibre se define por ser una raíz capaz de aporta múltiples beneficios a  nuestro organismo, que ha sido tradicionalmente utilizada por muchas culturas, especialmente por sus aportes curativos, muchas de las cuales son importantes para la mujer aun hoy día, tales como: proporcionar calor a los píes cuando están fríos, ayudar a controlar las náuseas durante el embarazo, potenciar la libido en la época de la menopausia, e inclusive contribuye en acelerar el metabolismo.

Descubra beneficios que brinda esta maravillosa raíz a las mujeres, así como las diferentes maneras en las cuales podemos aprovechar su consumo, incluidas además algunos usos originales en la cocina.

Beneficios para la salud de la mujer

Su consumo, de manera usual, aporta los siguientes beneficios:

  • Aporta calor: dada su propiedad calorífica, ayuda a aportar calor y puede ser tomado o aplicado de manera externa. Es recomendado, de manera especial, para las personas que padecen de frío o para las épocas del invierno. Debemos considerar su consumo durante las temporadas de calor puesto que aumenta la sudoración.
  • Es antiinflamatorio y analgésico natural: su uso es recomendado para tratar enfermedades inflamatorias, o dolorosas, tales como la artritis, la fibromialgia y la fatiga crónica.
  • Afecciones de garganta: es altamente eficaz para el tratamiento de las infecciones de la garganta, e inflamaciones, lo cual lo hace ideal para los casos de afonía, y su uso es recomendado para cantantes profesionales.
  • Digestivo:
  • ayuda a regular el sistema digestivo, flatulencias, úlceras gástricas, diarrea, gastritis, entre otras afecciones estomacales. También puede ser usado como un protector estomacal, cuando se ha consumido alcohol o ciertos medicamentos.
  • Náuseas y vómitos: es recomendado durante los primeros meses del embarazo, ya que puede ayudar a tratar estas afecciones, sin causar efectos indeseados al feto o a la madre. Esta característica también lo hace idóneo para mitigar los efectos de la quimioterapia, durante el tratamiento del cáncer, y también para controlar los mareos cuando viajamos.
  • Puesto que posee su cualidad calorífica, ayuda a acelerar el metabolismo, lo cual resulta beneficioso si deseamos perder peso.
  • Aumenta la libido: esta raíz es un afrodisiaco natural por excelencia. Se puede hacer un compuesto especial de jengibre, canela en polvo, y miel, y consumir una cucharada a diario.
  • Previene las enfermedades cardiovasculares y favorece la circulación: si estás tomando algún tipo de medicamento, esto puede interferir en la acción, así que se recomienda consultarlo con el médico.

Cómo lo consumimos

Su consumo podemos hacerlo de muchas maneras, por ejemplo:

  •  Raíz cruda: podemos rallarla y hacerla parte de muchas recetas.
  • En polvo: si es en forma de tratamiento, se puede tomar en polvo y así controlaremos la dosis. Es recomendable que el máximo de dosis diaria sea hasta 2 gramos, consultando siempre con el médico.
  • Aceite esencial: si optamos por obtener la presentación en aceite esencial, podremos hacer uso de esta raíz para dar masajes, especialmente en los píes fríos. Podemos también preparar una mezcla que lo incluya en nuestras cremas de hidratación habitual, y darnos masajes. Esto generará calor.
  • Jugo fresco: puede agregarse, de manera original, a los jugos de manzana, piña y zanahoria, por supuesto sin abusar.
  • En infusión: si padeces de frío, o es temporada de invierno, puedes tomarla de esta manera.
  • Confitado: en los herbolarios podremos encontrarlo en esta presentación, así como en tiendas dietéticas. Sin embargo, de esta forma, incluye un alto contenido de azúcar.

Recetas originales

El jengibre también puede dar un toque refrescante a los bizcochos, pasteles y galletas, e incluso en el pan casero.

Es posible hervirlo con leche, canela, anís estrellado, o cúrcuma, y obtendremos una bebida especiada, ideal para sentir calor.

El jengibre encurtido se usa también como acompañante en los platos de sushi, en la cocina japonesa. Lo puede notar, porque tiene forma de una lámina color naranja, con un sabor muy característico. Es añadido para que refresque el paladar una vez que hemos comido el pescado crudo.

Si lo usa confitado, podrá decorar muchas recetas de dulces, y también saladas, con un toque que logrará marcar la diferencia, sin mencionar que puedes bañarlo en chocolate caliente, dejarlo enfriar en la nevera y luego disfrutar de unos deliciosos bombones con un sabor picante.