18 de Jun, 2018

Las maravillas del agua de pipa

Además de ser sumamente refrescante y estar disponible todo el año para quitarnos la sed, los beneficios para nuestra salud de tomar agua de coco o de pipa son abundantes.

Uno de los principales beneficios es su gran cantidad de potasio, un mineral que al parecer contribuye a regular la presión sanguínea, y por lo tanto, ayuda a prevenir males que pueden derivar en derrames o ataques al corazón. Sin embargo, hay que recordar que el tratamiento para los problemas de presión sanguínea debe ser dado por un profesional.

Debido a su contenido de electrolitos, el agua de coco ayuda a la reposición de los minerales que se pierden cuando realizamos actividad física. De esta manera, se promueve un balance en los niveles de estos nutrientes en la sangre. Además, su alta cantidad de vitamina C ayuda a optimizar nuestro sistema inmunológico.

La proporción del consumo recomendado de fibra es relativamente alto en el agua de esta fruta, y como sabemos, la fibra es un nutriente necesario para la limpieza de nuestro sistema digestivo. Además, la fibra contenida en el agua de coco también mantiene los niveles de glucosa a un nivel indicado, lo cual hace que tengamos menos antojos y, de esta manera, es una aliada para aquellas personas que necesitan perder peso.

De la misma manera, al no contener colesterol ni grasa, este líquido adquiere una ventaja en ese sentido sobre muchas otras bebidas en el mercado, mientras que su bajo contenido de calorías la colocan en un sitio privilegiado en la lista de las bebidas que menos aportan al consumo calórico. Esto es de mucha ayuda para esas personas interesadas en mantener una vigilancia en las calorías que consumen diariamente.

En un mercado de bebidas donde mucho de lo que compramos está cargado de aditivos no naturales, el agua de pipa provee hidratación y nutrición de una manera natural, sin aditivos artificiales, algo que también se debe tener en cuenta al considerar los variados beneficios de este líquido. Así que además de refrescarnos, nos proporciona nutrientes y minerales que colaboran con el buen funcionamiento de nuestro organismo.