12 de Mar, 2018

La mejor conservación

Para que las frutas y las verduras nos duren más tiempo frescas y en buenas condiciones es imprescindible guardarlas de forma correcta. Además si las frutas están maduras y tiene que usarlas ya para que no se echen a perder, puede hacer mermeladas, helados, conservas, etc.

Siga estas sencillas recomendaciones para guardar productos que obtenemos, así se conservarán mucho mejor:

- Guarde los vegetales como los tomates a temperatura ambiente en lugar de hacerlo en la refrigeradora, es lo mejor. Esto optimiza el proceso de maduración y aumenta los niveles del valioso licopeno.

- Además, mucha veces procesamos verduras y fruta para congelarlas. Los expertos recomiendan prepararlas justo antes de que las vamos a consumir. Sin duda, tendrán más nutrientes y saben mejor.

- En ciertas épocas del año, vale la pena considerar los productos congelados. Esto porque las frutas y verduras se congelan rápidamente después de su cosecha, lo que significa que conservan más nutrientes que algunos productos supuestamente “frescos".

Bien guardados

1. Las hojas verdes como lechugas, espinacas, berros, apio, culantro es mejor guardarlos en un recipiente en la refrigeradora con un poquito de humedad en una toalla o papel de cocina o bien, echando gotitas de agua repartidas por todo el recipiente.

2. El aguacate aguanta más tiempo si lo guardamos en una bolsa de papel y a temperatura ambiente. Para acelerar su maduración, introduzca una manzana en la misma bolsa.

3. El ajo se conserva durante varias semanas si lo guardamos en un lugar fresco y oscuro.

4. La albahaca la podemos meter en un vaso con agua (como si fuera una flor en un florero) o también la podemos meter en un frasco hermético con un trozo de papel de cocina mojado.

5. El apio lo podemos colocar en un vaso o recipiente con un poco de agua (igual que la albahaca) y no necesita estar en la refrigeradora. Así nos aguantará unos 7 días.

6. A la berenjena no le gusta la humedad, es mejor en la refrigeradora en recipiente que pueda mantenerla seca.

7. El brócoli se refrigera en un recipiente tapado con cuidado del exceso de humedad. Otra opción es meterlo en un tarro con agua dentro o fuera de la refrigeradora.

8. El zucchini se puede almacenar fuera de la nevera en un lugar con poca luz y fresco. Si lo guardamos en la refrigeradora debemos envolverlo en una hoja de papel o servilleta ligeramente húmeda.

9. Los zapallos sin abrir aguantan bien en un lugar fresco y oscuro. Una vez abiertos debemos guardarlos en un recipiente en la refrigeradora con una hoja de papel húmedo.

10. Las cebollas necesitan un lugar bien aireado, sin humedad y con poca luz.

11. Las papas se conservan mejor colcándolas en bolsas oscuras de tela o rejilla, ¡nunca de plástico! con algunos agujeros que favorezcan la transpiración.

12. Los cítricos como limones, naranjas o mandarinas, una vez recolectados, ya no maduran más, ya que el proceso de maduración lo hacen en el árbol. Y el color de la piel que tengan no es un indicador de la calidad del fruto. Si se consumirán en poco tiempo, pueden guardarse a temperatura ambiente, pero si se quieren conservar durante semanas, es conveniente ponerlos en la refrigeradora.