30 de Oct, 2017

La Cromática, un plus para la salud

Según un estudio realizado por investigadores holandeses de la División de Nutrición Humana de la Universidad de Wageningen (Países Bajos), las frutas y verduras tienen un efecto preventivo y protector para la salud cardiovascular según su color. Este buscó asociar la clasificación de colores de los vegetales y darles un valor agregado para la salud al que ya tienen de por sí.

Descubra los aporte que le dan a salud los diferentes tipos de alimentos:

VEGETALES VERDES: La espinaca, la acelga, la lechuga, el brócoli, las coles de Bruselas, etc., son ricas en nutrientes como el magnesio. Este mineral participa en el proceso de relajación de los músculos; por ello la carencia del mismo se asocia con calambres, cansancio, fatiga y tensión muscular sin causas aparentes.

BLANCO: Entre las frutas y verduras blancas se incluyen la manzana, la pera, el banano, los puerros, el ajo, la cebolla, el pepino, la coliflor, etc., que se asocian con una reducción del riesgo de accidentes cerebrovasculares.

MORADO – AZULADO: Las frutas y las verduras de estos colores son ricas en flavonoides, pigmentos colorantes que contienen antioxidantes, antocianinas y licopeno; sustancias que tienen propiedades protectoras sobre la salud cardiovascular. La ingesta regular del repollo morado, berenjenas, uvas, arándanos, pasas de uva, ciruelas, moras, etc., ayudan en la prevención de las enfermedades coronarias, cardíacas y de la hipertensión, gracias a sus propiedades vasodilatadores.

NARANJA - AMARILLO INTENSO: Los carotenoides como la astaxantina, el betacaroteno, el retinolson y el licopeno, son derivados de la vitamina A, son antioxidantes muy efectivos con propiedades fotoprotectoras, que contrarrestan las alteraciones producidas por los rayos ultravioleta. Es decir, que este tipo de frutas o verduras entre las que se incluyen a zanahoria, el ayote, el mango (en mayor concentración) y los cítricos (naranja, mandarina, limón en menor concentración), reducen o minimizan las arrugas y la flacidez de la piel.

ROJO: Los alimentos con este color son ricos en antioxidantes, como los fitoquímicos licopeno y antocianinas. Entre ellos están el tomate rojo y las manzanas rojas. Nos ayudan a mantener una mejor salud cardiovascular, una memoria audaz, disminuir el riesgo de cáncer y reducir el riesgo de enfermedades del sistema urinario.


Teniendo en cuenta las propiedades nutricionales de las frutas y verduras y los aportes realizados por las clasificaciones de las mismas por colores y beneficios, lo mejor es mantener una alimentación que incluya toda la variedad cromática. Con lo cual, además de presentar en la mesa platos muy atractivos visualmente y apetitosos, se ofrece un plus para la salud.