01 de Ago, 2016

Frenemos el desperdicio de los alimentos

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), más de 1.300 millones de toneladas de comida se desperdician cada año en todo el mundo.

Según estudios mundiales, los desechos se dan principalmente por parte de los consumidores, así como durante el proceso de producción, el mal manejo de los productos, desperdicio en los mercados y procesos de distribución, y por último, durante el procesamiento. La mayor parte del desperdicio es en centrales de abasto, supermercados, restaurantes y hoteles.

En Costa Rica, un 40% de los alimentos se desperdician o desechan incluso antes de consumirse y lo más lamentable es que el 60% de dichos alimentos se pierden por descuido, al no utilizarse a tiempo. Estos desperdicios corresponden a una mala planificación, utilización y aprovechamiento de la materia prima e insumos.

Al pensar en desechos la mayoría de las personas piensa en alimentos y comida; sin embargo, existen costos que se deben contemplar dentro de los gastos generales de los desperdicios.

¿Cómo frenar el desperdicio? Seguí estos consejos y ayudemos al planeta:

    Planificar de manera semanal y comprar lo que realmente se necesita.
    Tomar en cuenta la “fecha de caducidad” de cada alimento y consumirlo antes de la fecha señalada, ya que los productos pierden la calidad.
    Almacenar los alimentos siguiendo las instrucciones del envase. Conocer si necesitan refrigeración, congelación o conservación en seco.
    Rotar los alimentos conforme los vaya adquiriendo, utilizando el sistema PEPS (primero entra primero sale).
    En negocios, servir porciones adecuadas e implemente vender medias porciones como opción para personas que no deseen consumir grandes cantidades.