04 de Abr, 2016

¿Es útil la vitamina C para combatir los resfriados?

Por Nutrición Sin Más

www.nutricionsinmas.com

Hace 50 años fue publicado un estudio sobre las dosis masivas de vitamina C en los seres humanos con la intención de combatir los desagradables síntomas del resfriados, el nombre del autor: Linus Pauling (ganador del Premio Nobel).

Durante todo el proceso de investigación, Pauling voluntariamente se sometió al consumo masivo de vitamina C, llegando a ingerir hasta 18 000 mg. Para que tenga alguna idea de qué cantidad estamos hablando, las dosis diarias que recomiendan las autoridades sanitarias para el consumo de vitamina C en mujeres es de 75 mg y en hombres es de 90 mg.

Estas investigaciones fueron realizadas en seres humanos por primera vez en ese momento con el fin de descubrir la relación que tiene el consumo de vitamina C con los resfriados, investigaciones que más tarde serían usadas para respaldar el planteamiento que afirma que la vitamina C previene y cura los resfriados.

El sistema inmune y su relación con la vitamina C

La vitamina C tiene propiedades antioxidantes formidables, además de ser un elemento esencial para la construcción del organismo, debido a que esta vitamina es fundamental en el proceso de producción de colágeno, proteína que otorga resistencia y flexibilidad a los tejidos en los mamíferos.

En anteriores épocas, la falta de vitamina C fue la culpable del padecimiento de escorbuto, enfermedad muy grave que por falta de colágeno, podría causar la muerte.

Hoy en día, la aparición de nuevas tecnologías y las mejoradas técnicas de aplicación en los cultivos, han logrado permitir que el consumo de vitamina C se incremente, llevando al escorbuto a ser un problema del pasado.

Además, un dato importante y desconocido sobre la vitamina C, es que esta se encuentra localizada de igual forma en las células inmunes de nuestro organismo, por ello, su presencia es esencial cuando una infección ataca a nuestro cuerpo.

¿La vitamina C previene los resfriados?

En las últimas décadas, se han llevado a cabo gran cantidad de estudios con el fin de encontrar y entender mejor los efectos preventivos de la vitamina C sobre los resfriados comunes, y del mismo modo sobre aquellos resfriados no tan comunes.

Un metaanálisis realizado sobre 20 investigaciones con 11 000 participantes en total, concluyó que la ingesta de 200 mg o más de vitamina C diariamente, no disminuyó la frecuencia de aparición de los resfriados.

El lado positivo de toda esta investigación, es que quedó comprobado que el consumo de vitamina C disminuiría la duración de los resfriados y así también su severidad.

Es por este motivo que podría afirmarse que consumir vitamina C en la dieta regularmente, no disminuirá la frecuencia de los resfriados, pero no quedará duda alguna que su severidad y prolongación no será la misma.

De igual forma es importante señalar que la vitamina C tiene otros efectos positivos que no se encuentran vinculados con los resfriados, como por ejemplo la evidencia existente sobre la capacidad de este para reducir las posibilidades de padecer cáncer y tener problemas del corazón, ¡parece genial!

En conclusión, podríamos decir que la ingesta de vitamina C, no evitará que padezcas resfriados, pero sí calmará los síntomas y la duración de este será menos prolongada.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina C?

Hay una gran variedad de frutas y verduras que tienen enormes cantidades de vitamina C, pero las que conseguirás en la lista a continuación son algunas de las más importantes:

- Guayaba: Una sola unidad de guayaba te brindará el doble de la cantidad diaria recomendada (CDR) de vitamina C y también te dará 3 gramos de fibra. Su consumo previene enfermedades de la vista, reduce el riesgo de enfermedades del corazón, incrementa el riesgo y muchos beneficios más.

- Col rizada: De hoja verde, la col rizada es una verdura muy rica en vitamina C: apenas 100 gramos te brindará tres veces la CDR. Pero además, se destaca por tener 10 veces la CDR de vitamina K, la cual es esencial para el mantenimiento de los huesos. Come col rizada, le ayuda a reducir el colesterol y la prevención del cáncer.

- Naranjas: Una naranja cubre la CDR de vitamina C y te aporta en torno a 3 gramos de fibra. Comer una o dos naranjas a diario te ayudará a reducir el riesgo de cálculos renales, enfermedades cardíacas, cáncer y anemia.

- Fresas: Una taza de fresas enteras contiene el 141 % de la CDR de vitamina C. Uno de los beneficios más significativos de las fresas es su efecto reductor de la glucosa en sangre.

- Brócoli: Una taza de brócoli crudo te proporciona el 135 % de la CDR de vitamina C y el 116 % de vitamina K. Comer brócoli resulta muy saludable en todos los aspectos y además es un alimento muy bajo en calorías y carbohidratos, perfecto para esas personas que buscan perder peso.

Otros alimentos ricos en vitamina C son los pimientos, los ajos, las patatas, las granadas, el perejil, el kiwi.