27 de Nov, 2017

El chayote: muchos nombres, pero es lo mismo

Si hay una verdura en el continente americano, así como en España y Filipinas, que se denomine de muchas maneras, es el chayote, que en la lengua náhuatl es “chayotli”, que quiere decir ‘calabaza espinosa’.

Es de la especie Sechium edule y en el ámbito botánico se incluye dentro de las cucurbitáceas. Conozcamos algunos de los nombres populares en varios países:

• México, Panamá y Costa Rica: chayote.
• Guatemala y El Salvador: güisquil.
• Honduras: pataste.
• República Dominicana: cidrayota, tayota.
• Guatemala y Brasil: guatilla, güisquikes, chuchu, o xuxú o yuyu.
• Chile: papapobre o papa de pobre, guatila, caihua.
• Perú: calabaza china, calabaza chilena, calabacita china.
• Argentina: papa del aire en cidra, papa del moro, cidra papa.
• Colombia: guatila (en el interior), cidra (en el Eje Cafetero y Antioquia), yota (en el departamento de Santander).
• España: chayota o patata china.
• Filipinas: sayote.
 

En la mesa del tico

El chayote tiene un gran protagonismo en la cocina costarricense, no solo porque se produce a lo largo de todo el año, sino que es una verdura de un precio relativamente bajo y se puede
usar en un sinfín de platillos, no solo salados, sino también dulces.

En picadillos, en la tradicional olla de carne, en sopas, sancochados con sal, horneados al estilo chancletas, en repostería de todo tipo, en mermeladas… Así lo podemos aprovechar diariamente en muchos platillos. Y no solo la verdura en sí tiene muchos usos culinarios; también sus brotes tiernos, que llamamos quelites, los cuales son muy ricos y nutritivos en sopas. Además, la raíz es comestible, es ideal para picadillos y es todo un manjar si la preparamos envuelta en huevo.