02 de Abr, 2018

Conozca los 4 métodos aptos para cocinar alimentos

Ciertamente existen múltiples formas de cocinar los alimentos y algunas de ellas pueden provocar una reducción dramática en el contenido nutricional de los productos, inclusive convertirlo en algo nocivo para la salud. Con el fin de evitar estas situaciones, aquí les explicamos los 4 métodos más recomendados para que el proceso de cocción sea exitoso.

1. Cocción a la parrilla:

Esta técnica incrementa dramáticamente el sabor, en especial a ahumado. Además, utiliza poca grasa. Cocinar a la parrilla funciona para carnes, pescados, vegetales y frutas. Evite quemar los alimentos, se trata de aportar un sabor distinto.

2. Cocción al horno:

Cocinar al horno es rápido y puede prepararse sin grasa. El horneado conserva la integridad física de la mayoría de los alimentos. Al asar se aumenta la parte crujiente afuera y los jugos del alimento se mantienen dentro. Normalmente se adoba bien la superficie a rostizar para aumentar su sabor. Es ideal para carnes y vegetales, ya que mantiene la mayoría de minerales y fibras en carnes y vegetales.

3. Cocción al vapor:

Es simple, rápido y sin grasa. La cocina al vapor es más nutritiva si el proceso es corto. Comidas como carnes, pescados, frutas y vegetales, e inclusive papas, camotes y pasta son excelentes para cocer al vapor.

4. Alimentos deshidratados:

Cualquier tipo de deshidratación mejora rápidamente la vida de los alimentos. La misma se utiliza para preservar desde carnes, y pescados, hasta frutas, vegetales y especias. Cabe destacar que la deshidratación en calor hace que las vitaminas y minerales se reduzcan hasta en un 60%, mientras que la deshidratación por aire conserva sus propiedades nutricionales hasta en un 80%. Sin embargo, para deshidratar con aire se requiere de un equipo o deshidratador especial, el cual tiene un costo que va desde los 50.000 colones hasta los 200.000 colones.
 

El calor puede afectar o destruir entre un 15% y un 20% de las vitaminas y minerales en frutas y vegetales (en especial la vitamina C), mientras que las vitaminas A, D, E, K se pierden en las grasas.  En cuanto a las papas y espinacas, la nutricionista recomienda su cocción ya que facilitan la digestión y absorción de las fibras y nutrientes inmersas en esas fibras verdes. 

Recuerde que una dieta saludable no implica dejar de comer todo tipo de productos, sino aprender a consumirlos de forma adecuada y en las porciones recomendadas por su nutricionista.