12 de Oct, 2015

¿Cómo hacer compras inteligentes y saludables?

Una compra inteligente empieza por una buena planificación de lo que debemos adquirir por medio de una lista. Si vamos al supermercado con la lista, evitaremos que se nos olviden productos importantes a la hora de hacer las compras, no perderemos tiempo ni compraremos lo que no ocupamos.

Para muchos, la ida al supermercado puede convertirse en un verdadero caos: largas filas, cajas cerradas, confusión sobre qué adquirir, comprar de más, música aburrida, entre otras; sin embargo, hacer compras en el supermercado puede ser interesante. Antes de tomar el carrito y dirigirse a los pasillos, lea estas sugerencias para hacer compras inteligentes y saludables:

- No compre si tiene hambre. Si su estómago hace ruido cuando entra al supermercado lo mejor será que antes de entrar tome un refrigerio o una merienda saludable, así evitará antojarse de cuanto producto vea en los pasillos.

- Elija el mejor supermercado para usted. Si puede elegir dónde comprar, piense en la clase de productos que desea que ofrezca la tienda. ¿Un sector de ensaladas? ¿Una sección vegetariana u orgánica? ¿Una pescadería o una panadería grandiosa? Elija lo cómodo y fácil para usted. Saber dónde encontrar lo que desea lo ayudará a salir de la tienda más rápido.

- Compre fuera de las "horas pico". ¿Alguna vez le ha pasado que debe esperar más de 30 minutos para pagar sus compras? Trate de evitar los supermercados en los horarios en que es más probable que estén llenos, como por ejemple después del horario de trabajo (días entre semana, entre las 5:00 p.m. y 7:00 p.m.) y los fines de semana. El mejor momento para ir de compras es muy temprano por la mañana, por la noche el fin de semana o en la noche durante la transmisión de un programa importante o un partido de fútbol, esto porque la gente evita perdérselos.

- Use la lista al pie de la letra. En el supermercado hay miles de productos para elegir, por eso, es fácil tentarse u olvidar algo que realmente se necesita. Hacer una lista ahorra tiempo en el supermercado y planificará mejor lo que cocinará. También evitará volver al supermercado por un ingrediente olvidado. Comerá de manera más saludable y evitará buscar algo por impulso, además de que ahorrará dinero al no comprar alimentos que no se encuentren en la lista.

- Haga una división dentro de la lista dependiendo del tipo de productos que requiera: frutas y vegetales, carnes, lácteos, granos...Esto le ayudará a organizarse mejor en el supermercado, a no “dar vueltas en vano” comprando lo que no se necesita antes de lo que dice su lista.

No olvide:

- Comprar variedad de alimentos saludables.

- Lavar y cortar algunas frutas y vegetales inmediatamente. Manténgalos en recipientes o bolsas pequeñas en la parte delantera de la refrigeradora, donde pueda tomar fácilmente una merienda saludable.

- Cocinar con anticipación. Cuando tenga tiempo en casa, prepare una comida y guárdela en el refrigerador. Si prepara su plato favorito, prepare el doble de la receta y congele la porción adicional. De esta manera, cuando esté cansado y con hambre, solo deberá colocar un plato de comida en el horno de microondas y no desperdiciará comida.