12 de Jun, 2017

Combine y disfrute

La combinación de sabores salados y dulces es una tradición antiquísima.

Procede de la cocina romana y la árabe, y está influenciada por la oriental. En estas culturas, los productos dulces complementaban y guarnecían gran cantidad de platos salados, en especial, los asados de carne y de aves.

Hoy en día, gracias al mestizaje gastronómico y al comercio internacional, las posibilidades para combinar alimentos son casi infinitas. Algunas dan grandes resultados, pero otras no tanto. En especial, cuando queremos resaltar los matices de la cocina local.

Sensaciones diferentes. Las combinaciones de dulce y salado son inmensas. Basta fijarse en cuántos alimentos dulces tenemos a nuestro alrededor (frutas, mermeladas, confituras) y cuántos alimentos salados maridan bien con ellos, desde carnes y pescados, hasta aves o verduras. Atrévase a despertar mútiples sensaciones en su paladar y pruebe estas diferentes opciones que le recomendamos (todas las recetas puede encontrarlas en nuestro sitio web www.saboresenlinea.com).


Menú 1.

  • Ensalada de trucha con aderezo cítrico de maracuyá y carambola
  • Remolacha y zanahoria al vino tinto
  • Cerdo envuelto en tocineta con salsa de vino y moras
  • Scones de maracuyá
  • Ponche de cerveza artesanal


Menú 2.

  • Mejillones glaseados con maracuyá
  • Salmón pochado en vino y estragon
  • Espárragos salteados en aceite de oliva
  • Arroz con hongos y vino
  • Maracuyá blanca


Menú 3.

  • Ensalada de lechugas mixtas con fresas y naranja
  • Rabo de res en salsa de vino dulce
  • Papas a la cinco especias
  • Gin & Tonic de rosas

 

Menú 4.

  • Cuscús con chocolate blanco
  • Pechuga de pollo con salsa de frutos rojos
  • Chili guaros de salsa mignonette