11 de Jul, 2016

¡Aliméntese a través de los colores!

¡Como muchos dicen, todo entra por los ojos, y la comida no es la excepción!

Un plato colorido tiende a ser más apetitoso que uno muy uniforme; además de esto, su cuerpo se estará beneficiando, ya que al consumir alimentos de variados colores, estará comiendo mucho más sano, haciendo que su organismo de nutra de una mejor manera.

Cada grupo de alimentos tiene nutrientes específicos y distintos que ayuda de diferentes formas a su salud. Pero, ¿cuáles son los colores que no deben faltar en sus comidas y por qué?

Blanco: los alimentos de este color son buenos para disminuir la presión arterial, el colesterol y ayudan a prevenir la diabetes tipo II; además son ricos en potasio y en fitoquímicos. Dentro de los alimentos que puede comer están: coliflor, puerro, espárragos blancos, cebolla, puerro y ajo, así como la pera y la parte blanca del melón.

Verde: las porciones de comida de color verde son importantísimas y no deben faltar en su plato. Existen gran cantidad de frutas y hortalizas que fortalecen su cuerpo, brindándole potasio, ácido fólico, y vitaminas C y K. Aproveche y aliméntese a través de uvas verdes, kiwi, aguacate, espinaca, guisantes, espárragos verdes, brócoli, entre otros.

Rojo: los alimentos rojos le aportan energía a su cuerpo, disminuyen el riesgo de cáncer y las enfermedades del sistema urinario. Además, ayudan al sistema cardiovascular y a tener una memoria más audaz. La comida roja es rica en antioxidantes. Disfrute comiendo alimentos como: manzanas, sandía, fresas, frambuesas, cerezas, pimiento rojo y tomate.

Azul: La comida de color azul beneficia la agilidad mental, disminuye el estrés y favorece a la relajación. Las moras, los arándanos y maíces son algunos de los alimentos que puede comer aportando positivamente a la salud de su cuerpo.

Morado: Los alimentos morados son ricos en antioxidantes, fitoquímicos, y brindan grandes beneficios como: mantienen la salud del tracto urinario, conservan la memoria intacta y audaz, combaten el envejecimiento, disminuyen el riesgo de algunos tipos de cáncer, entre otros. Aliméntese con remolacha, ciruelas, uvas negras, arándanos, higos, col y berenjena.

Naranja y amarillo: por último, están los alimentos de color amarillo y naranja, los cuales aportan vitamina C, pro-vitamina A, ácido fólico y potasio. Ayudan a la visión, a la piel y al sistema inmunológico. Entre ellos se encuentran: calabazas, miel, zanahoria, queso chédar, pastas, albaricoque, naranja, banano, piña, mango, limón, mandarina, melocotón, entre otros.
 

¡Balancee su comida a través de los colores!