19 de Mar, 2018

8 consejos para acelerar el metabolismo

El metabolismo transforma la energía que contienen los alimentos que ingerimos en el combustible que necesitamos para todo lo que hacemos, desde movernos hasta pensar o crecer. De acuerdo con la nutricionista Melania Cevo, de Consultas Nutrición, el metabolismo es como un presupuesto energético que tiene el cuerpo para funcionar en estado basal, es decir cuántas calorías necesita el cuerpo para sobrevivir.

Si usted está interesado en acelerar su proceso metabólico, considere los siguientes consejos de la doctora Cevo:

  1. Agua: consuma de 7-9 vasos de agua al día (2 - 2.5L).
     
  2. Coma regularmente: merendar no debe ser algo malo, si se elige con cuidado y de forma saludable. Se recomienda realizar de 5 a 6 tiempos de comida al día.
     
  3. Evite el jarabe de maíz alto en fructosa: Estudios muestran que el jarabe de maíz alto en fructosa aumenta la resistencia a la insulina, y aumenta la acumulación de tejido adiposo. Puede evitarlo si disminuye el consumo de gaseosas, helados, repostería, aderezos, panes y golosinas. 
     
  4. ¡Enchílese más! Las comidas picantes tienen compuestos (capsaina) que pueden acelerar el metabolismo. Pruebe pimienta cayena, chile jalapeno, o chile panameño en sus comidas. 
     
  5. Tome té de oolong: viene directo de la medicina tradicional china, el té de oolong se ha utilizado para control del peso, y como un elixir de vida y energía. 
     
  6. Regule el apetito: La leptina es uno de los mecanismos de regulación del apetito, encuéntrela en el salmón, las nueces, el tofu, la coliflor, la espinaca, la espirulina, semillas de chía, y el arroz silvestre. 
     
  7. Haga ejercicio regularmente: el ser humano necesita un promedio de 10,000 pasos al día para mantener saludable su organismo.
     
  8. Evite esas dietas de hambre o golpes metabólicos: Estas dietas bajas en calorías, lo único que hacen es desacelerar más el metabolismo, haciendo más difícil bajar de peso, y rebotar rápidamente. 
     

Recuerde que una dieta saludable no implica dejar de comer todo tipo de productos, sino aprender a consumirlos de forma adecuada y en las porciones recomendadas por su nutricionista.