21 de Ago, 2017

6 beneficios impactantes del cuscús

El cuscús tiene una amplia variedad de beneficios para la salud. El cuscús es un plato tradicional de las culturas africanas del norte que consiste en pequeñas bolas de trigo duro o de harina de sémola.

A menudo lo confunden con un grano, pero en realidad es la misma masa con la que se hacen las pastas. Para preparar el cuscús solo necesita agregar agua caliente a las bolitas y dejarlas esponjar hasta que se vuelvan sustanciosas.

El cuscús se encuentra, en su forma natural, solo en la región del Mediterráneo y los países del norte de África. En el resto del mundo se puede encontrar pre cocido o preparado. Es comúnmente usado en la cocina de la misma manera en que se usa la pasta o el arroz.

A continuación le presentamos algunos beneficios para que comience a incluir el cuscús en su dieta.

  • Salud cardiovascular

Uno de los componentes más importantes del cuscús es el selenio, un mineral traza dificilísimo de encontrar en la comida, y esencial para el cuerpo humano. Una sola porción de cuscús contiene el 60% del consumo sugerido de selenio diariamente, lo cual lo convierte en una de las fuentes más ricas de selenio.

Si hablamos de la salud del corazón, este mineral funciona como un antioxidante poderoso, que trabaja principalmente en los vasos sanguíneos para reducir la acumulación de placa y colesterol LDL en las arterias y en las paredes de las venas.

Por esta razón, el selenio protege al cuerpo de desarrollar condiciones peligrosas y amenazadoras como la aterosclerosis, infartos y derrames cerebrales.

  • Previene el cáncer

El selenio es una pieza clave en las vías metabólicas que llevan a la proliferación o prevención de diferentes tipos de cáncer. Estudios recientes han demostrado que la deficiencia de selenio en el cuerpo, incrementa considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Las cantidades apropiadas de este mineral en el cuerpo tienen un efecto anti-metastásico y puede ser una medida preventiva general contra el cáncer. El cáncer de próstata es al que más se le presta atención, sin embargo, la prevención del cáncer de pulmón también está ligada al selenio, sobre todo cuando se combina con vitamina E y C.

  • Protege el sistema inmune

Las cualidades antioxidantes del selenio contribuyen en la lucha contra la proliferación de radicales libres y otras toxinas en el torrente sanguíneo y los sistemas del cuerpo. Además, estimula la regeneración de la vitamina C y la vitamina E, las cuales juegan partes integrales en los mecanismos de defensa del cuerpo.

  • Ayuda a desarrollar músculos

El selenio es una de los elementos importantes en el desarrollo de masa muscular como parte esencial del metabolismo de las proteínas. Muchos estudios han demostrado que la deficiencia de selenio es la principal causa de la debilidad y deterioro muscular, al igual que la fatiga anormal y la debilidad general del cuerpo.

En vista de que el selenio es un nutriente difícil de obtener naturalmente, el cuscús puede ser una de las mejores fuentes para desarrollar masa muscular.

  • Ayuda a cicatrizar

Curarse de las heridas, recuperarse de enfermedades y de cirugías pueden ser uno de los momentos más difíciles para su cuerpo, pues debe forzarse demasiado para poder funcionar de manera normal y dedicar toda la energía y los nutrientes a su reparación.

El cuscús puede ser de gran ayuda durante este momento, ya que proporciona grandes cantidades de proteína la cual es un elemento fundamental en la cicatrización de las heridas, así como también en la metabolización de encimas que contribuyen en la reparación de heridas (interna y externamente).

  • Contribuye en la pérdida de peso

Quienes hacen dietas buscan fuentes alimenticias de bajas calorías. Normalmente eligen los granos porque llenan, son fáciles de preparar y no son tan altos en calorías.

No obstante, el consumo de cuscús es mucho mejor que el arroz y la quinoa, pues contiene menos de 200 calorías por taza, lo que representa el 10% del consumo de calorías diarias sugeridas a los adultos.

No solo es bajo en calorías, sino también en sodio, colesterol y grasas saturadas, todo lo que se interpone en la pérdida de peso.

El cuscús no es un alimento que se suela tener en las cocinas, evidentemente a causa del desconocimiento que se tiene del mismo. Ahora que ya conoce más sobre él, ¿está preparado para comenzar a integrarlo en su alimentación?