Técnicas

Miércoles, Octubre 22, 2014

Embutidos: Fáciles y prácticos para hacer en casa.

Los embutidos, muy gustados por los ticos, son preparaciones a base  de carne, por lo general de cerdo, y son saborizadas con especias, verduras,  y hierbas aromáticas.
 

Existen muchas recetas distintas, pero siguen los mismos pasos. Hay dos tipos importantes de embutidos: los frescos, que no contienen nitratos ni nitritos, y los curados. Estos últimos sí  contienen nitratos o nitritos de sodio, los cuales previenen la descomposición. La presencia de estas sustancias les da a  las carnes un tono rojizo.

 Algunas generalidades de los embutidos son:

  • La mayoría de los chorizos son hechos de carne de cerdo, preferiblemente la parte de la paleta.
  • Es preferible moler la carne en la casa. Para esto es mejor tener un molino de carne o un procesador de alimentos.
  • La molienda de la carne puede ser gruesa o muy fina, dependiendo de la receta.
  • No utilice carne ni mezclas de carne poco grasosas, ya que el embutido se vuelve muy seco a la hora de cocinarlo.
  • Utilice hierbas secas, pero que no tengan mucho tiempo de estar guardadas, pues pierden su sabor.
  • Para embutir, puede utilizar una embutidora o la misma máquina que se utiliza para moler. También puede utilizar una manga pastelera o  hasta un embudo.
  • Utilice tripas naturales, que se venden en las carnicerías. Recuerde, estas dan un  sabor especial por sus grandes cualidades en la curación de estos.  
  • Cuando muela la carne, es mejor que esté fría, y además, es la mejor técnica de manipulación. También se le hace más fácil a la máquina de moler la carne y da una mejor textura.
  • Los embutidos generalmente se sirven con tortillas, o bien en  bandejas para varias personas, en una presentación adecuada, en lo que se denomina tabla de embutidos.
  • En la mayoría de los casos, los embutidos se sirven fríos y cortados en rodajas (de ahí la denominación inglesa de cold cut). Por regla general se trata de un aperitivo o una boca servida antes de una comida (en este caso se denomina entremés), o bien en una merienda o cena informal.